Viernes 18 Abril 2014
17:44 HS
NPH
Primera PlanaQuienes SomosComuniqueLinkeadosNovedades

Renuncia del general Milani para que no sea el Videla de Cristina

La deriva fascista del peronismo es de larga data. Viene del último Perón, Isabelita y ahora de la mano de Cristina Fernández  (NPH)

:: ProLe-DeLiTo (NPH)

:: RePresión EsTaTal y SeGuridad Popular. (NPH)

:: Contra el Fascismo de los Medios: Seguridad y Resiliencia. (NPH)

:: La (in)seguridad de la Multitud (NPH)

:: Fuerzas represivas y Capital-Criminal. El delito como mercancía y lo punible como trabajo. Capítulo #3 del libro on-line de NPH “La Organización Autónoma del trabajo”. 

:: Delito, Mercancía y Capital-Criminal. Capítulo #8 del libro on-line de NPH “Capital-Parlamentario, Posfascismo y AnTicapiTalismo ”.

:: Ecología y Comunismo (NPH)

 

 
 
 

AYER Argentina, HOY España, MAÑANA de nuevo Argentina: ¡QUE SE VAYAN TODOS!


  :: ¡Chau Clarín! (NPH)


:: Crimen de Mariano Ferreyra : Pedraza asesina y Cristina impuniza (NPH)

“Cuando los hombres del pueblo o quienes tienen obligación de servirlo en vez de buscar la felicidad del pueblo lo traicionan. También tengo para ellos una palabra dura y amarga en este mensaje de mis verdades. Yo los he visto marearse por las alturas. Dirigentes obreros entregados a los amos de la oligarquía por una sonrisa, por un banquete o por unas monedas. Los denuncio como traidores entre la inmensa masa de trabajadores de mi pueblo y de todos los pueblos. Hay que cuidarse de ellos: son los peores enemigos del pueblo porque han renegado de nuestra raza. Sufrieron con nosotros pero se olvidaron de nuestro dolor para gozar la vida sonriente que nosotros les dimos otorgándoles una jerarquía sindical. Conocieron el mundo de la mentira, de la riqueza, de la vanidad y en vez de pelear ante ellos por nosotros, por nuestra dura y amarga verdad, se entregaron. No volverán jamás, pero si alguna vez volviesen habría que sellarles la frente con el signo infamante de la traición”.

Evita.

¿Y dónde está el desaparecido Julio López?

 

 

:: 1º de Mayo:

La idea Chicago (NPH)

 

 
:: Grecia como prefiguración de una guerra civil planetaria (NPH)
 

VIDEO: AHORA VAMOS A HABLAR DE INSEGURIDAD
Problematizar cuestiones que se dan por seguras

Prensa De Frente

[+ info]:: SeGuRoCRaCia: PoLíTica de EsTado = PoLíTica del CaPiTaL (NPH)

 

:: Empresas Recuperadas: La Autonomía empantanada (NPH)


 
:: La ¡nflación como Lucha de Clases (NPH
 
 
 

 

 

:: Nuevo libro de NPH :

 

Tesis sobre el Partido Unico del Capital (PUC)

 

Muchas gracias a los compas que nos brindan sus portales

 

 Indymedia

Prensa De Frente

Kaosenlared.net

la haine

Clajadep


 

ConTra la cLase exploTadora y Todos sus Sirvientes

(NPH)

 

 
 

 


Menú principal
Primera Plana
¿Quienes Somos?
Multimedia
PEDAGOGIA MILITANTE
DENUNCIÁ A TU PATRÓN
Violencia Política
Rechazo Al Trabajo
Trabajo PostFordista
Crisis Orgánica
Masa y Poder
ProKlas
PGS
Inter-Venciones
Material Clásico
Autonomía
Debates
Material de Coyuntura
FPDS
Libros NPH Online
In Focus
Piñata
LinKeados
Elecciones 2003
Elecciones 2005
Elecciones 2007
Elecciones 2008
Elecciones 2009
Elecciones 2010
Elecciones 2011
Elecciones 2013
Talleres
Buscar
Novedades
Correo a NPH
LinKeados
Enlace Con El Delgado Zero y La Comision Sexta del EZLN
 

 



Sindicación
Sindicación
Artículos relacionados
Wrapper

 

 

  Elecciones 27/10 =Tú poder

está en

que NO votes (NPH)

La praxis revolucionaria como terapia anti estrés PDF Imprimir E-Mail
 

Escrito por Iñaki Gil de San Vicente, on 06-12-2005 00:00

Visitas : 658    

Favoritos : 21

Publicado el : , Piñata

La praxis revolucionaria como terapia anti estrés


Iñaki Gil de San Vicente

1. ¿QUÉ ES EL ESTRESS?

 

2. ORIGEN DEL CONCEPTO

 

3. ¿QUÉ ES LA PRAXIS?

 

4. ANGUSTIA, MIEDO, ANSIEDAD

 

5. TERROR CRISTIANO

 

6. TONTOS, EXTRAÑOS, PELIGROSOS

 

7. INDUSTRIA, FAMILIA Y SEXO

 

8. AUTORIDAD SADOMASOQUISTA

 

9. CRISIS POSTKEYNESIANA

 

10. TÁCTICAS Y TRAMPAS

 

 

1. ¿QUÉ ES EL ESTRÉS?

 

He pensando que, dado el poco tiempo disponible para un debate de esta complejidad, lo mejor, lo más sintético y directo, era exponer ya en el título de la ponencia lo esencial de la tesis que voy a defender, es decir, que la praxis humana es la única terapia que puede superar el estrés. Pero, de entrada, ¿qué es el estrés? Lo primero que tenemos que decir es que estamos ante una pregunta relativamente reciente, aunque, como veremos luego, la raíz etimológica de la palabra estrés nos remite al griego antiguo porque ya se usaba en aquella época. Sin embargo sólo recientemente se ha empezado a usar y a estudiar lo que significa, aunque sí ya se usaba anteriormente la palabra “surmenaje” para designar algo relacionado con el estrés.

Por ejemplo, en el diccionario Espasa-Calpe abreviado de 1957 no aparece la palabra “estrés[1], pero sí aparece “surmenage” como: “(Voz francesa) Estado morboso producido por la fatiga como consecuencia de un trabajo excesivo, especialmente el intelectual, combinado muchas veces con el hastío[2], y tampoco aparece “estrés” en el apéndice del Espasa-Calpe abreviado de 1965. De igual modo, no la encontramos en el NDEU[3] pero sí tenemos surmenage como: “Estado morboso producido por la fatiga repetida, física o intelectual[4]. Y “estrés” tampoco aparece en el Diccionario de Psicología[5] de 1985.

Por no extendernos en la consulta de diccionarios y enciclopedias, queremos acabar con La Enciclopedia de Salvat de 2003 en la que sí se define estrés: “Estado general de tensión en que se halla un organismo amenazado de ser alterado o perturbado en su equilibrio psicobiológico por la acción de agentes o condiciones ambientales (psicológicas, sociales, físicas, etc.).[6]. Esta misma enciclopedia define así el surmenage: “Estado de fatiga excesiva provocado por un trabajo corporal o intelectual prolongado e intenso, irreparable por el sueño normal[7]. Otra definición de estrés nos la ofrece B. Tierno: “la respuesta de ansiedad que experimenta una persona cuando tiene que hacer frente a unas demandas del medio que le resultan excesivas. La persona no cree que con sus capacidades pueda superar aquello que su entorno le está pidiendo (...) una situación puede provocar una respuesta de estrés en la medida en que la persona la percibe como algo que supera su capacidad de hacerle frente. En estos casos empezamos a experimentar una fuerte ansiedad y a pensar en cómo actuar en ese momento[8]

Otro autor, A. Gaeta Reynaldo nos dice que: “El estrés (stress) es un fenómeno que se presenta cuando las demandas de la vida se perciben demasiado difíciles. La persona se siente ansiosa y tensa y se percibe mayor rapidez en los latidos del corazón. (...) es la respuesta del cuerpo a condiciones externas que perturban el equilibrio emocional de la persona. El resultado fisiológico de este proceso es un deseo de huir de la situación que lo provoca o confrontarla violentamente En esta reacción participan casi todos lo órganos y funciones del cuerpo, incluidos cerebro, los nervios, el corazón, el flujo de sangre, el nivel hormonal, la digestión y la función muscular. (...) es un estímulo que nos agrede emocional o físicamente. Si el peligro es real o percibido como tal, el resultado es el mismo. Usualmente provoca tensión, ansiedad, y distintas reacciones fisiológicas. Es la respuesta fisiológica, psicológica y de comportamiento de un sujeto que busca adaptarse y reajustarse a presiones tanto internas como externas[9].

Una definición algo más profunda en su investigación y más rica en abrir vías de investigación es la de C. Varona: “la vida competitiva en la que estamos empeñados, las exigencias de éxitos en el mundo social, deportivo, de estudios, profesional, etc.; el crecimiento de las grandes ciudades con el consiguiente aumento del ruido, contaminación y peligros contribuyen a que aumenten las respuestas de excitación del sistema nervioso autónomo, y, consiguientemente, de la actividad glandular (aumento de adrenalina) y muscular (contracción de músculos viscerales y esqueletales) cuyo conjunto se ha denominado modernamente, tensión o “stress” y que, sicológicamente, está vinculado a estados mentales de preocupación, de afán de éxito competitivo, de multiplicación de percepciones excesivas (ruidos, olores, etc.) y demás situaciones que caracterizan el mundo actual, sin olvidar el peligro de desaparición total de la especie en un conflicto nuclear[10].

Dejando de lado el lenguaje nítidamente burgués de la cita, sin embargo tiene la virtud de tocar un montón de factores que innegablemente propician el estrés. Otra cosa buena de este autor es que, un poco antes y siguiendo las investigaciones de Wolpe sobre la ansiedad, tan relacionada con el estrés, relacionada con las fobias --“ansiedad irracional frente a estímulos inofensivos[11]-- abre la puerta de entrada a una cuestión de gran importancia a nuestro entender. En efecto, si leemos a un autor que siempre debe ser leído como G. Jervis y su definición de la ética fóbico-obsesiva, vemos que la posibilidad de estrés está latente en el interior de buena parte de la estructura psíquica dominante en el capitalismo, necesitando sólo de ciertas condiciones para que se active.

Para comprenderlo mejor leamos a G. Jervis: “Fobias y obsesiones constituyen, antes que un trastorno, un típico modo de ser y reaccionar. Los estilos personales de vida de los fóbicos, y más marcadamente aún de los fóbico-obsesivos, encarnan una serie de características bien conocidas: la escrupulosidad, el orden, la obstinación, la avaricia, la tendencia a planificar, clasificar y diferenciar, la disciplina, el sentido del deber, la escasa tendencia a la espontaneidad, la sumisión a la autoridad. La capacidad de obsesión es la virtud media del capitalismo: es la virtud de la acumulación y de la eficiencia, de la puntualidad y de la precisión industrial, del ahorro de dinero y de la posesión de bienes. Los países de mayor desarrollo industrial y de la más antigua tradición capitalista, como Alemania y los países anglosajones, han desarrollado a través del condicionamiento de varias generaciones una relación bastante estrecha entre las costumbres medias de la vida cotidiana y la personalidad de tipo obsesivo[12].

El autor sigue luego desarrollando las relaciones entre las fobias y obsesiones con la represión que, por su importancia, volveremos a analizar más adelante. Ahora nos interesa preguntarnos sobre qué puede suceder en la personalidad de un fóbico-obsesivo como el arriba descrito cuando ve que el mundo real no es como el cree y desea, cuando las presiones cotidianas de todo tipo, desde el trabajo hasta la afectivas y sexuales, pasando por las urbanas y ambientales, cuando todo ello le somete a tales presiones que su mundo tan ordenado y jerarquizado, tan preciso, puntual y disciplinado empieza a entrar en crisis porque no puede desarrollarlo, no es valorado e incluso es rechazado. El estrés es uno de los efectos de esa situación.

Antes de analizar el por qué se ha tardado tanto tiempo en empezar a investigar el estrés, y por qué, al comienzo, el surmenage hacía más insistencia en el cansancio intelectual aunque no desdeñaba el físico, antes de esto, queremos constatar que las definiciones aquí ofrecidas, así como prácticamente todas a las que hemos tenido acceso, se mueven dentro de los marcos del pensamiento oficial, caracterizado por ocultar la existencia de algo tan decisivo como la explotación social de la fuerza de trabajo.

Estas definiciones se mueven dentro de la ideología burguesa más tradicional y tópica, la de la persona individual sometida a presiones no definidas, que no se sabe de donde vienen ni a qué razones e intereses responden, excepto los de la “vida competitiva”, expresión que puede entrar perfectamente en el darwinismo social y en la sociobiología más reaccionaria. Buscando paliar este escoramiento conservador, fuimos a la revista oficial de un sindicato que se dice de izquierdas, CCOO, y encontramos esta definición:

Desde que Hans Selye introdujo en el ámbito de la salud el termino estrés, este se ha convertido en una de las palabras mas utilizadas, tanto por los profesionales de las distintas ciencias de la salud, como en el lenguaje coloquial de la calle. Selye, definió el estrés como una respuesta general del organismo ante cualquier estimulo estresor o situación estresante. No obstante se han realizado múltiples trabajos sobre el estrés que han aportado diversas conceptualizaciones. Una conceptualización mas comprensible de estrés, lo definiría como un exceso de demandas ambientales sobre la capacidad del individuo para resolverlos, considerando además las necesidades del sujeto con las fuentes de satisfacción de esas necesidades en el entorno laboral.

El estrés es un hecho habitual en nuestras vidas. No puede evitarse, ya que cualquier cambio al que debamos adaptarnos representa estrés. Los sucesos negativos, daño, enfermedad o muerte de un ser querido, son hechos estresantes, así como los sucesos positivos; ascender en el trabajo trae consigo el estrés del nuevo status, de nuevas responsabilidades[13]

Es verdad que los “sucesos negativos” son hechos estresantes, y en las páginas que siguen lo veremos reiteradamente, pero desde una perspectiva sindical y de izquierdas el fundamental “suceso negativo” es la existencia del salario, es decir, el hecho de que la mayoría de la población tenga que padecer la explotación asalariada para sobrevivir, por lo que la lucha por la abolición del salariado[14] se convierte en una necesidad para la superación de buena parte de los factores que producen estrés.

De hecho, la preocupación por el surmenage surgió cuando se acumularon los efectos negativos que tenía en la productividad intelectual de las profesiones llamadas liberales la sobrecarga de esfuerzo mental y luego del esfuerzo físico, y después, según la plusvalía absoluta fue siendo desplazada por la plusvalía relativa, más intensa en la explotación del trabajo cualificado, con sus correspondientes efectos somáticos, fue aumentando la preocupación por una realidad más masiva e inquietante a la que se le denominó estrés.

El salto del surmenage al estrés refleja y expresa el salto de la explotación cuantitativa a la cualitativa, el salto de la plusvalía absoluta que sólo se central en la extensión física de las horas de trabajo, a la plusvalía relativa que busca el aumento de la intensidad del esfuerzo laboral psicosomático mediante la introducción de máquinas que estrujan hasta la última gota las fuerzas físicas e intelectuales de las personas trabajadoras.

Para ir concluyendo esta primera parte y adelantando cuestiones que desarrollaremos más en detalle posteriormente, leamos este párrafo que aparece en la revista electrónica de UGT: “Entre el 50% y el 60% del absentismo laboral está relacionado con el estrés, según la Encuesta de Calidad de Vida en el Trabajo 2002 que realizó el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales. Además, el 15% de la población activa española (cerca de 2 millones de trabajadores) padece mobbing, según se desprende de un estudio sobre “Violencia en el entorno laboral” facilitado por la Universidad de Alcalá de Henares (2002). La Organización Internacional del Trabajo (OIT) afirma que el coste de los problemas de salud mental relacionados con el trabajo representa el 3% del PIB de la Unión Europea[15].

Siendo ciertos estos y otros datos, también hay que ser conscientes de que el estrés se produce en otras circunstancias de la vida cotidiana, como las familiares y domiciliarias, las escolares y educativas, etc., todas ellas relacionadas en definitiva con lo que sí es esencial para entender el problema: la mercantilización del ser humano, su alienación y su subsunción en mero instante de la acumulación de capital.

 

2. ORIGEN DEL CONCEPTO

 

Si hemos respondido muy somera y rápidamente a la pregunta anterior sobre qué es el estrés, tenemos que detenernos ahora un poco en responder a la pregunta sobre qué es la praxis De hecho, en el rápido repaso histórico que hemos realizado sobre la genealogía del estrés y del surmenage ya aparece la praxis en su desenvolvimiento, en su capacidad para, mal que bien, mantener una concordancia relativa y transitoria entre los avances de la enfermedad o del malestar como efecto de las crecientes exigencias de la lógica del beneficio, y los avances de las respuestas que la institución médica le va dando, y las reacciones de los diferentes grupos humanos afectados por esos malestares. Hay que insistir en la transitoriedad de dicha concordancia porque nunca ha sido ni lineal ni automática. Al contrario.

La capacidad de nuestra especie para resolver sus problemas siempre ha dependido de una compleja interacción de factores objetivos y subjetivos, de manera que el devenir del presenta al futuro nunca ha sido mecánico ni ciegamente determinado. La teoría de la praxis sirve mejor que ninguna otra en la comprensión de este problema, y esta teoría nos aconseja, primero y antes que nada, partir de la evolución del tema que estudiamos e inmediatamente después, sintetizar una teoría abierta que vuelva sobre la propia evolución del proceso que analizamos y se introduzca en su devenir, modificándolo[16]. Es por esto que la respuesta a que qué es la praxis tendrá dos momentos que forman una unidad, uno es el del repaso histórico del surgimiento de la preocupación humana sobre lo que ahora denominados estrés, y otro, pero siempre dentro de esa unidad de análisis y síntesis, la elaboración de una respuesta teórica basada en esa aproximación histórica.

Hemos visto al principio las relaciones existentes entre la ansiedad y la tensión con el estrés. Más adelante precisaremos un poco las diferencias entre estos y otros términos, como la angustia, el temor, el miedo, etc., que tienen mucho que ver con el tema que tratamos, pero que ahora usaremos un poco superficialmente porque lo que nos interesa es recalcar cómo desde los orígenes de nuestra especie existían poderosos factores desencadenantes de situaciones estresantes más o menos angustiosas. Según Nougier la gran civilización magdaleniense era una “civilización de angustia[17], por las extremas condiciones de supervivencia. Sin duda, los lazos de solidaridad grupal se debían a que la única forma de sobrevivir en esas situaciones era mediante la estrecha unidad colectiva.

Esto lo han puesto de relieve la generalidad de estudios sobre las comunidades llamadas “primitivas”, pero T. S. Szasz ha extraído también esta conclusión especialmente crítica y desmitificadora, que nos serviré mucho en las páginas que siguen: “Para el hombre, animal de rebaño, igual que para sus antepasados no-humanos, la seguridad radica en la similitud. Por esto la conformidad es buena y la divergencia es mala[18]. Encontrar un refugio contra la angustia exigía y exige la conformidad con el orden establecido en el grupo protector, aunque ello suponga una sobrecarga tal de tensiones y frustraciones que, al final, surja el estrés o algo peor.

Uno de los métodos más efectivos que desarrollaron aquellas sociedades humanas, aparte de primar la conformidad de sus miembros en un contexto tremendamente inseguro y que ha repercutido, especialmente, en el proceso posterior de surgimiento de las religiones, además de este método, también desarrollaron un profundo sentido de la socialidad del dolor y de la enfermedad, como explica U. Galimberti:

"Entre los primitivos que conocían el 'cuerpo' y no el 'organismo', la enfermedad tenía un significado social, y en cuanto tal era algo que se podía intercambiar con el grupo, J Pouillon nos informa, por ejemplo, que entre los 'dangaleats' la enfermedad tenía un valor iniciático; no sed podía entrar a formar parte del grupo ni adquirir ningún tipo de posición social sin antes haber estado enfermo. La enfermedad, vista como signo de elección en el grupo, no sed vivía de forma individual, sino que era objeto de intercambio como todas las cosas en el interior de aquella estructura simbólica que convertía cualquier acontecimiento en una relación social llena de sentido. Además, elproceso de cura, y no sólo entre los 'dangaleats' sino también en todas las sociedades primitivas, no tenía lugar, como actualmente entre nosotros, en esa relación dual, aunque no recíproca, que se establece entre el médico y el paciente, sino en un espacio más amplio en elque todo el grupo tomaba parte en la cura distribuyéndose alrededor del mal, el cual se concebía no como una lesión orgánica, sino como una ruptura, un desequilibrio en el sistema de intercambio social"[19].

La civilización magdaleniense, que nos ha legado impresionantes obras de arte y un sofisticado conocimiento empírico, vivía bajo presiones muy duras que, sin embargo y en base a los datos disponibles, no debieron generar los efectos que ahora provoca el estrés, aunque sí otros. Una de las razones aludidas para sostener esto es que T. McKeown nos ha explicado cómo y porqué en sociedades cazadoras-recolectoras, campesinas y no industrializadas, y hasta prácticamente el siglo XVIII en occidente:

la arterioesclerosis y sus diversas manifestaciones, incluida la enfermedad coronaria, la enfermedad cardiovascular y la enfermedad vascular periférica, eran raras, igual que la obesidad, los diabetes, la hipertensión, el carcoma intestinal y las varices (...) la presión sanguínea no subía con la edad y la hipertensión esencial y la apoplejía eran desconocidas”. Tras resumir muy sintéticamente los estudios de Trowell y Burkitt al respecto, concluye que: “La mayoría de la gente seguía llevando una vida rural activa y ni siquiera la minoría que habitaba en poblaciones se veía expuesta a muchos de los riesgos de nuestros días, tales como contaminación atmosférica, el empleo generalizado de productos químicos, las condiciones de trabajo adversas, el tráfico, el abuso del tabaco y de las drogas[20].

Pero no pensemos que todo fue una maravilla durante el largo período anterior a la irrupción del capitalismo desde el siglo XVII. Para el tema que aquí tratamos es muy conveniente saber que ya en una época tan temprana e importante como la amplia cultura mesopotámica, sobre todo en su fase akkadia y babilónica, se concitaron tres factores de singular importancia para los siglos posteriores. Uno fue que bien pronto se desarrollo el poder de la institución médica. Como dice R. Labat: “La fama de los médicos babilónicos rebasaba, por lo demás, las fronteras de su país. Y así, en la época de El Amarna (siglo XVI) los vemos viajar por todo el Próximo Oriente, como sus colegas egipcios, solicitados por las Cortes extranjeras, que les remuneraban ricamente[21]. Quiere esto decir que ya en esta época el dinero interfería decisivamente en la calidad de la atención médica que podían disponer las clases pobres, pues los mejores médicos eran codiciados por las clases ricas.

Otro factor fue que esa medicina alcanzó unos niveles apreciables para su época en la aplicación del método de pensamiento científico –aunque no debemos afirmar que entonces se hiciera “ciencia” en el sentido actual-- en vez de, según se creía, pensamiento mágico, esotérico y místico. Y la tercera, sin embargo, es que estos últimos métodos sobrenaturales y anticientíficos de pensamiento sí fueron aplicados a un área de actos y comportamientos humanos que R. Labat define así: “las jaquecas tenaces, los dolores en la nuca, los zumbidos en los oídos, los accidentes nerviosos y ciertas formas brutales de parálisis podían traicionar una intervención demoníaca; en cuanto a los sortilegios, sus efectos se reconocían especialmente en los dolores de las vísceras, en la afecciones de la palabra, anorexia, impotencia, salivación incoercible, insomnios y sobresaltos sin causa[22].

Vemos así que desde los mismos inicios del saber médico en el sentido occidental de la palabra, se tenía conciencia de la existencia de determinados males que, sin embargo, permanecían fuera de dicho saber y sí dentro de una interpretación sobrenatural. En esta época, todavía las cuestiones relacionadas con el “alma” se veían con una perspectiva diferente a las relacionadas con el “cuerpo”, escisión que, de algún modo, sigue vigente en la actualidad como se aprecia no sólo en la religiones sino también en los debates que periódicamente resurgen sobre la interacción de los componentes psíquicos y somáticos en el ser humano.

Si bien es cierto que, como veremos, es con el desarrollo de la racionalidad griega cuando se sientan las bases para el inicio de un estudio metódico de los problemas del “alma”, no lo es menos que todavía los héroes homéricos llevan dentro de sí dicha tajante separación: “los héroes griegos se vuelven locos; algunos son presas de frenesí; otros aparecen enajenados a causa de la furia, la venganza o el dolor. (...) son más parecidos a marionetas, jugadores a merced de fuerzas que en esencia preceden del Más Allá y que ellos no pueden controlar: dioses, demonios, las parcas, las furias”, estando aún lejos de la complejidad de las personalidades descritas por Sófocles, Shakespeare o Freud[23].

Será a partir de los siglos –V y –IV cuando emerja la nueva forma de analizar estos comportamientos, como bien dice R. Porter, poniendo el ejemplo de la epilepsia[24], pero sin profundizar en los cambios sociales que explican ese paso. Ahora bien, ya con cierta antelación, en concreto desde finales del siglo –VI, junto al surgimiento de la tragedia, la reflexión griega sobre el derecho empieza a separar el crimen “voluntario” del “excusable”, cuando las personas empiezan a asumir su autonomía con respecto a los dioses y a las fuerzas ciegas, cuando así sucede, surge la conciencia angustiosa y problemática del choque entre los valores y la práctica[25].

Sobre esta base, la medicina griega, mucho más compleja y limitada por contradicciones en las que no podemos extendernos, empieza a investigar rigurosamente la totalidad de factores que envuelven a enfermo llegando a una sorprendente visión sistémica e integral del ser humano y de sus dolencias psicosomáticas como es la desarrollada por la Escuela de Cos, a la que pertenecía Hipócrates. En palabras de L. Bourgey: “La exigencia de su disciplina lo llevaban a ejercicio de una curiosidad hasta cierto punto universal, no sólo biológica, sino también psicológica, geográfica, sociológica y astronómica. (...) partiendo de observaciones hechas sobre el comportamiento de las poblaciones de Europa y de Asia Menor, afirma que el temperamento de un conjunto de hombres viene influido por la constitución política, liberal o despótica, a que están sometidos aquellos. En esta misma obra se encuentran interesantes observaciones sobre la influencia que pueden ejercer en el organismo las modas y costumbres[26].

Sin embargo, tampoco este autor estudia las causas sociales de esos avances en la investigación sistémica de la personalidad humana, cosa que sí hace J. Mosterín, quien, además, hace hincapié en otras dos características muy actuales de la medicina de la Escuela de Cos, como son en términos actuales, el principio de precaución y la confianza de las propias fuerzas de recuperación de la persona enferma integrada en su entorno social.

La primera –el principio de precaución-- nace de la regla de oro de Hipócrates: “ser útil, o al menos, no perjudicar”, en el sentido de que dadas las lógicas limitaciones de la época, el médico sólo debía intervenir con terapias “duras” cuando estuviera seguro de sus efectos positivos. Si no estaba muy convencido actuaba la segunda característica: “prudencia y confianza en la propia regeneración del enfermo[27], siempre dentro de la concepción de la unidad psicosomática y social del ser humano y de sus enfermedades. Veremos cómo el sistema médico público, es decir, el que se encarga de mantener la capacidad productiva de la fuerza de trabajo social, no puede cumplir con estos requisitos esenciales, que quedan restringidos a la burguesía y a las fracciones de clase con dinero para pagar la medicina privada.

George Novack insiste en que los médicos hipocráticos “no separaban la mente del cuerpo ni el cuerpo de lo que le rodeaba. Consideraban al hombre en relación con su ambiente natural y social (...) tenían en cuenta sistemáticamente el lugar en el que el paciente vivía, el alimento que comía, el tipo de agua que bebía y el aire que respiraba (...) también consideraban las circunstancias sociales y políticas que afectaban al paciente (..) y no hacían ninguna discriminación entre esclavos y hombres libres[28]. Además de estas y otras tesis defendidas en su fundamental libro, Novack añade algo más que debemos exponer aquí por su importancia para nuestro tema ya que acierta en el núcleo del problema. Tras exponer muy rigurosamente la estructura socioeconómica y política de la democracia esclavista griega, sus sistemas de explotación, etc., el autor sostiene que:

Lo característico de la sociedad ateniense no era la calma, sino la lucha. Las prolongadas y victoriosas guerras de defensa nacional elevaron el orgullo, la confianza en sí mismos y la autoestima de los atenienses; las intrigas y las guerras imperialistas con las ciudades-estado rivales les impulsaron a aprovechar, cuando no a agotar, todas sus energías; las vastas ramificaciones de sus empresas comerciales y colonizadoras, las disputas de los litigantes ante los tribunales, las contiendas electorales, las luchas fraccionales y las revueltas civiles, significaban una convulsión constante. Un mensajero de los corintios decía a los lacedemonios que los atenienses “llegaban al mundo y no se concedían ningún descanso a sí mismos ni se lo concedían a los demás”[29].

Corremos el riesgo de interpretar la afirmación del corintio a los lacedemonios desde nuestros parámetros actuales, burgueses y occidentales, de descanso y competitividad, cuando no son los mismo. Siendo cierto que los atenienses no se concedían a sí mismos y a los demás ningún descanso, y eso se ve leyendo a Tucídides[30] o Jenofonte[31], no es menos cierto que su sentido de la competitividad y del descanso, como toda su cultura, eran preburgueses y más asiáticas que europeas, ya que no estaban acuciados por las características implacables de la competencia capitalista ni con los mitos occidentales, que se inventaron bastante más tarde[32]. Sin embargo, reafirmando lo anterior, también es cierto que los griegos se percataron relativamente pronto de los efectos negativos del dinero y de la riqueza sobre las relaciones sociales e interpersonales.

Demócrito dejó escrito que: “Quien se halla enteramente dominado por la riqueza nunca podría ser justo”; “Vuelven muchos la espalda a los amigos cuando de la abundancia caen en la pobreza”; “La pobreza en una democracia es preferible al llamado bienestar de manos de los poderosos, en la misma medida en que la libertad lo es a la esclavitud”, y “Es preciso darse cuenta de que la vida humana es frágil y efímera, sumida como está en la confusión de múltiples desgracias e impotencias, de modo que uno debe preocuparse de una fortuna modesta, y la estrechez medirse en relación con las necesidades[33].

En el fondo de las afirmaciones de Demócrito, que se posicionaba en el bando de la democracia esclavista contra el bando oligarca, ambos patriarcales y machistas, late la crítica a los efectos alienadores del dinero y a la creciente independencia de la circulación de mercancías que ya era apreciables a finales del siglo –V. La vieja forma de vida del campesino libre que se protegía en las bases de la economía comunal aún superviviente, y que se mostraba políticamente en la acción parlamentaria como reminiscencia de la anterior asamblea comunal[34], esta forma de vida estaba siendo aplastada por la escisión social entre ricos y pobres, con los efectos consiguientes en el aumento de las tensiones sociales de todo tipo.

No es por tanto sorprendente que, como sostiene R. Maineri: “La palabra Estrés se deriva del griego STRINGERE, que significa provocar tensión. Esta palabra se utilizó por primera vez en el siglo XIV y a partir de entonces se empleó en diferentes textos en inglés como STRESS, STRESSE, STREST y STRAISSE[35]. Las disputas crecientes entre griegos libres; la vida centrada en la permanente defensa y expansión de los negocios propios por parte de los ricos, en medio de un marco de luchas nacionales y sociales casi permanente, en estas condiciones la tensión debía ser una situación suficientemente cotidiana, especialmente en la vida de las mujeres y de los esclavos, sometidos a condiciones insoportables[36], como para que surgiera una palabra que la designara.

Otro tanto debió suceder en Roma, en donde además de que las condiciones de vida para las masas se fueron degradando, también existía un sistema de coerción patriarcal basado en la dominación más salvaje del fuerte sobre el débil, como explica P. Viene al explicar que el dicho “Yo te someto” o “te paedico, irrumo” era la injuria más popular entre los muchachos romanos: “la moral que se practicaba era obsesivamente viril[37]. Basta imaginarnos cómo tenía que ser la existencia cotidiana de las mujeres en aquellas condiciones de poder patriarcal absoluto simplemente viendo la realidad actual, los diferentes grados de preocupación, inquietud, tensión y hasta miedo que llegan a padecen miles de mujeres actualmente debido al machismo y a la misoginia de los hombres con los que se relacionan.

El sometimiento interpersonal, como todos sabemos, es uno de los factores que más tensión producen en la persona sometida, especialmente cuando no existen reglas que regulen y limiten el poder de agresión de la persona que somete. Cuanto más impune e incontrolable es su poder, cuanto más impredecible e incierto, por caprichoso, es su comportamiento hacia las personas que domina, más tensa y angustiosa es la vida de éstas.

Y esto centrándonos hasta ahora sólo en la vida de las mujeres, de la juventud, de los ciudadanos libres empobrecidos que vivían angustiados por el pago de sus deudas, etc., pese a que el poder romano recurría a juegos especialmente crueles[38] para desviar las tensiones sociales, porque si profundizamos más en la mecánica de explotación romana, tanto en su esclavitud interna como en las sucesivas y permanentes invasiones de otros pueblos para imponerles severísimos impuestos o para esclavizarlos o destruirlos si se resistían, entonces asistimos a espantosas condiciones de vida en las que la inquietud, preocupación, angustia, miedo y pánico eran realidades inseparables de una tensa cotidianeidad.

Tanto en los juegos, crueles y violentos en extremo, como en la vida cotidiana, la sexualidad solapada e insinuante era sólo la tapadera de una realidad sexual más amplia en toda la cultura grecorromana y judeocristiana, interviniendo en ella, además de las drogas, también la homosexualidad, el bestialismo, la prostitución sagrada, el culto fálico, etc., como ha demostrado Acharya S[39]. La capacidad de goce y disfrute del placer, con sus efectos sobre la calidad de vida en aquél período, fue destruida o reducida al mínimo, o condenada a la clandestinidad atemorizada, por el cristianismo: “Desprecio de la alegría y de la felicidad, sublevación contra la existencia, antipatía, asco, mortificación total: este es el cristianismo clásico[40].

Semejante retroceso en cuestiones vitales para la calidad de vida, dentro del contexto objetivo de la época, y el endurecimiento de otros componentes autoritarios, represores y sadomasoquistas inherentes al cristianismo, tema al que luego volveremos, no hicieron sino multiplicar las presiones negativas que generaban situaciones de tensión, preocupación, angustia, miedo, etc., sin entrar ahora a precisar los significados diferentes de estos conceptos.

Para hacernos una idea de la realidad represiva y exterminadora del pensamiento racional y protocientífico helenístico, parte de una realidad más amplia en la que se reprimía todo lo que no obedeciese el lema de “creo porque es absurdo” de Tertuliano, tenemos estas palabras de G. Bueno:

"No fueron tanto los esclavistas romanos, en cuanto tales, sino los cristianos, antes y después de alcanzar el poder político, quienes sistemáticamente (salvo excepciones), mantuvieron la más tenaz oposición a la ciencia griega que nunca haya existido. Por mucha voluntad de "objetividad" y "diálogo" que se tenga no es posible olvidarse de que fue el obispo Teófilo (bajo el imperio de Teodosio el Grande) quien destruyó el Serapeum, en donde se encontraban entonces los fondos principales de la Biblioteca de Alejandría. Y fue San Cirilo, uno de los más eminentes padres griegos, quien con la mayor saña -en sus escritos contra Juliano- arremetió contra la Paideia griega, considerando a los libros griegos como débil y torpe plagio de los libros de Moisés. El mismo San Cirilo (...) instigó al populacho cristiano de Alejandría para que asesinara a Hipatía, una de las más distinguidas mujeres de la antigüedad, comentarista del álgebra de Diofanto y de la doctrina de las crónicas de Apolonio (...) bandas de frailes cristianos asesinaron a Hipatía, arrancándola la carne, al parecer, con las conchas puntiagudas de unas ostras"[41].

De cualquier modo, con la extinción de la variante esclavista del modo de producción tributario desapareció toda una forma de entender la unidad psicosomática del ser humano, entendimiento asfixiado por la dogmática cristiana, como hemos visto, y por el retroceso de las condiciones socioeconómicas que habían permitido mantener un grupo social improductivo materialmente pero dedicado al desarrollo del método racional de pensamiento[42] Simultáneamente a esta decadencia y retroceso, también aumentaban las sensaciones no sólo de crisis en todos los sentidos, sino igualmente de empeoramiento de las condiciones anímicas, personales, de cierto equilibrio entre lo interno y lo externo.

A. MacIntyre ha dejado escrito en su imprescindible obra sobre la ética que: “Al leer los testimonios de la filosofía posterior a Sócrates que sobreviven en escritores como Diógenes Laercio y Cicerón, se percibe el sentimiento de un mundo social desintegrado en el que los gobernantes se encuentran más perplejos que nunca, y la situación de los esclavos y los no propietarios no ha cambiado casi nada, pero en el que para muchos más miembros de la clase media, la inseguridad y la falta de esperanza son los rasgos centrales de la vida[43]. ¿Y acaso no son la falta de esperanza en la resolución de los problemas y la inseguridad en cualquiera de sus formas de expresión, factores que junto con otros propician lo que ahora denominamos como estrés?

Sin embargo, el legado de la concepción unitaria e integrar del ser humano no se perdió definitivamente hasta la total extinción de los restos de la medicina grecorromana, porque todavía alrededor de comienzos del siglo VII subsistía la Escuela de Salerno que se planteaba una visión integral del problema de la melancolía simultaneando la conversación y el diálogo, los paseos por el bosque, etc.[44]. Pero, imparablemente y debido a razones que no podemos exponer aquí pero que ya fueron explicitadas irreprochablemente por J. D. Bernal[45] y otros investigadores, fueron parcialmente rescatadas en una primera fase por la civilización arabo-musulmana, cristiano copta y judía, básicamente, y luego, gracias a ese esfuerzo anterior, por la atrasada cultura europeo occidental.

Es por esto que tiene razón B. Farrington, autoridad incuestionable en todo lo relacionado con la Gracia Antigua, cuando investiga la medicina griega, sus avatares, dificultades y logros, afirma algo que es de especial valor para la tesis básica que aquí defendemos: “En el siglo XVI la medicina era parte imprescindible de la educación científica; hasta un Copérnico la estudió. Ninguna disciplina antigua era más adecuada para guiar a una mentalidad indecisa por el puente que separa la escolástica de la ciencia moderna. Y ello porque (...) ninguna otra ciencia presenta tan felizmente hermanados al cerebro y a la mano[46]. Una de las definiciones que más nos aproximan a lo que es la praxis, como ahora veremos, es la del hermanamiento entre el cerebro y la mano, y uno de los síntomas y a la vez de los efectos más terribles del estrés, es el debilitamiento de esa dialéctica entre el hacer y el pensar bajo las presiones incontrolables del entorno.

Revisado el : 06-12-2005 00:00

   
Colgar este artículo en tú blog o web
Agregar a Favoritos
Imprimir
Enviar por e-mail

Comentarios de usuarios  
 

Media de votos

 


Añade tu comentario

Ningún comentario guardado



mXcomment 1.0.6 © 2007-2014 - visualclinic.fr
License Creative Commons - Some rights reserved
< Anterior   Siguiente >
 
Disparadores

Túnez, Egipto, Libia... y lo[s] que vendrá[n]:

Derrota del poder estatal = espontaneidad insurreccional + soberanía asamblearia + ocupación de los edificios estatales + reapropiación de los medios de producción y distribución + autogestión del trabajo antimercantil + la multitud en armas = fin de la burguesía.

La multitud está en crisis, porque es la crisis del Capital. La multitud es la disolución de la sociedad modernista, de la comunidad organizada hegeliana, y del sistema de partidos. Su pobreza no es natural sino artificial, y su riqueza no le pertenece sino que la enajena. La multitud ya no tiene derechos que reclamar, porque es la negación de todos los derechos. La injusticia que padece es total, por eso no existe para ella justicia parcial. Su necesidad de libertad es absoluta, porque es la carencia de toda libertad. La multitud es el colapso de la sociedad del capital y de todas sus instituciones imaginarias y reales. La transformación social será radical, revolucionaria, porque el Multituriado no tiene nada que conservar. La multitud saldrá de su crisis, sólo si destituye por completo la sociedad de la mercancía. 

Colectivo Nuevo Proyecto Histórico

 
Pedagogía de la indignación.
 ¿cómo concluir este llamado a la indignación? diciendo todavía lo que, en ocasión del sexagésimo aniversario del programa del consejo nacional de la resistencia dijimos el 8 de marzo del 2004 -- somos veteranos de los movimientos de resistencia y fuerzas de combate de la francia libre (1940-1945) -- que ciertamente el nazismo fue derrotado, gracias al sacrificio de nuestros hermanos y hermanas de la resistencia  y a las naciones unidas contra la barbarie fascista. Nuestra ira contra la injusticia sigue intacta. Convoquemos una verdadera insurrección pacífica contra los medios de comunicación de masas que no propongan como horizonte para nuestra juventud otras cosas que no sean el consumo en masa, el desprecio hacia los más débiles y hacia la cultura, la amnesia generalizada y la competición excesiva de todos contra todos.
A todas las personas que harán el siglo XXI, les decimos con afecto: Crear es resistir; resistir es crear.

 Entrega inMediaTa de los MeDios y ExProPiación de PapeL Prensa: Ya son 34 años de afrenta contra la multitud, por parte de estos patrones beneficiarios y cómplices de los criminales castrenses. Por más de tres décadas, los medios oligopólicos, han tenido el poder para sostener el relato que le convenía al conjunto de los intereses de la clase burguesa del Capital. Primero, representado, por la última dictadura cívico militar, que vino a barrer con los revolucionarios para salvar a los patrones. Más luego, extendiendo sus privilegios, con la continuidad de la democracia tutelada por el sistema de partidos y, en particular, por el bipartidismo UCR+PJ. El Proceso [capitalista] de Reorganización [del trabajo] Nacional, iniciado por Videla y Cía, se prorrogó con el Capital-Parlamentario, que segmentó, pauperizó, precarizó y desempleó, a la mayoría de la clase condenada a trabajar. La República del Capital, ha sido, [y es], el garante de la profundización de la expoliación y la miseria de la mayoría, el genocidio con sufragio, la ruina de las conquistas obreras, la multimediatización de la comunicación, la mercantilización de la jubilación, el Capital-Sanitarismo y la educación privatizada. Colectivo Nuevo Proyecto Histórico

 
La Ver imagen en tamaño completoguerra civil se ha refugiado en todos, el Estado moderno ha puesto a cada cual en guerra contra sí mismo. El imperio, llevando a cabo su guerra a la guerra civil en todas partes, ha propagado en su lugar la hostilidad, aunque bajo el nombre de "economía". (Tiqqun)
 
 
Sindicocracia, corporación gremial, actualmente minoritaria y en decadencia. Representantes laborales, combatidos por el otro movimiento obrero que los detesta: el del obrero social, el general intellect y la multitud; los trabajadores con paga intermitente, pobreza con salario, los que sobreviven del autoempleo y los descartados del (des)empleo. Los añejos gremialistas y el arcaico sindicalismo, sea conservador o progresista, todos, son la negación de los intereses emancipatorios de la clase trabajadora.
Colectivo Nuevo Proyecto Histórico
 
 
Ante el réquiem civilizatorio de las sociedades del Capital, no hay  que darles la oportunidad a sus Politische Kommandos para que efectúen sus contragolpes económicos contratendenciales. De ser así, nos veremos en un tiempo, en pleno siglo XXI, con la reedición ampliada a escala universal del Infanteriado, el trabajo infantil del siglo XIX; mayor inseguridad de la vida del Precariado; largas jornadas por míseros salarios del Pobretariado como a comienzos del siglo XX; y la favelización planetaria y guerras de exterminio del Excedentariado. Fabricación de pandemias; territorios completos manejados como campos de concentración a cielo abierto; hambrunas y catástrofes de la naturaleza; el desarrollo del Capital-Terrorismo, con su sistemática tortura y desaparición forzada de personas en nombre de la preservación del Estado de Derecho; la extensión de los campamentos de refugiados multitudinarios; el apartheid de los migrantes; la expansión de fuerzas paramilitares cobijadas por el estado; la proliferación de la desublimación represiva; la mercantilización del genoma humano; la explosión de comportamientos psicopáticos; un aumento exponencial del subconsumo planetario de la multitud; y el burnout del cognitariado como regla y no como excepción; la multiplicación del Prole-Delito comandado por el Estado-Capital-Criminal; una epidemia de suicidios; la destrucción completa del Ecosistema y el síncope de la humanidad. Todo ello producto de la Subsunción Real y la estrategia contrarrestante del Capital ante el peligro de su collapse sistémico.(NPH )

 

 

Del Terrorismo

de Estado

Al Estado Terrorista

 

 

 

 

 
 
 
 

VioLenCia PoLíTica: DeL CaPiTal y de La MulTituD

 

 

 

“Mi hija no tenía armas. Si ella hubiera tenido una, era el tipo el que estaba muerto”.

Roxana Guerra, madre de la compañera fusilada en la Villa 31 por las balas del Capital, 21/8/09.

 

 No sólo nos solidarizamos con el dolor de Roxana, no sólo repudiamos el crimen, sino que justificamos las palabras de la madre. A diferencia del multimedio oligopólico que empezó su cuenta regresiva, y en cuyo periódico pone las palabras de la Sra. Guerra como la FRASE DEL DIA, para estigmatizarla y para justificar la teoría de los dos demonios, nosotras y nosotros apoyamos sus dichos. La PsicoPolítica de Clarín apunta a crear, algo así como, el siguiente sentido discursivo: - Está bien, a la piba la mató un prefecto, pero ella, con un arma hubiera hecho lo mismo, era una criminal en potencia y, como tal, mereció su Minority Report -. No hay caso, como dice la consigna: “Clarín, basura, vos sos la dictadura”.

 

 Clarín se irrita, porque producto de la lucha de la Multitud, desde el gobierno se ha puesto en circulación un debate soterrado, reprimido, indispensable, que es la relación entre Política y Violencia, Violencia y Política. La democracia como violencia política del Capital, y la política democrática como violencia de la Multitud.

 

Todo derecho, toda ley, todo orden, se basa en la violencia. Sea el ancien régime capitalista o el ordine nuovo comunista. La violencia funda la cultura. Claro, cuando la guerra social es la de los patrones la mass media la naturaliza, y cuando los corderos sacrificales se hartan de ir sumisos al matadero, los excomulgan del parnaso Capital-Democrático.

 

¡Basta!, ha llegado la hora de cuestionar, hasta la raíz, el orden democrático empresario. La violencia naturalizada de su economía política expoliadora y el Capital-Parlamentarismo como el genocidio con urnas. A estos fines, compañeras y compañeros, estará dedicada la nueva sección: “Violencia Política”.

 

“Es así que por tres décadas, entre bayonetas y papeletas, el hedor de los restos humanos no se llega a disipar. Porque sobre los huesos del pueblo de los ’70 y los ’80, los restos de la clase obrera de los ’90, y los cuerpos de la multitud a medio pudrirse desde el 2003, nuevas legiones de difuntos esperan su turno para impregnar la atmósfera con el olor a la carne descompuesta de los descartados. Fiel contracara de la pestilencia del dinero, haciendo del capitalismo un dispositivo social y racional, recurrentemente homicida”.
 

 

 Llegado el momento, ya sabrá la multitud acortar distancias contra los patrones y sus gerentes y rectificarse por haberse quedado a mitad de camino con el “¡Qué Se Vayan Todos!” Permitiendo que, de ese modo, prosiga contra ella la guerra social.

 

Tendremos que acostumbrarnos a ser los nuevos anormales, los bárbaros inclasificables, la multitud plebeya del posfordismo, las y los autónomos anticapitalistas. Pergeñar nuestra(s) estrategia(s), no olvidar jamás que estamos en guerra, que otro mundo es (im)posible en el capitalismo. Aprendamos de nuestra herencia, aquellos que, en parte, somos ahora. Y que lucharon ayer por los muertos que los precedieron, por las afrentas que sufrían, y por un futuro emancipado para nosotros. Nuestros hermanos de clase que, con sus victorias y derrotas, nos inspiran y reclaman estar atentos, pelear por no perder la administración autónoma de los planes sociales y evitar el avance del posfascismo; okupar tierras y empresas, resistir y producir. No renunciar jamás a los objetivos estratégicos, los únicos que pueden terminar con la actual guerra social: el autogobierno de los anónimos y la autogestión antimercantil generalizada; el fin de los privilegios y la república asamblearia de los comunes; la abolición del trabajo por dinero y con él la destrucción de todos los patrones; la fraternidad universal de los trabajadores contra el imperio mundial de la ganancia; el poder constituyente de la multitud y la abolición del mercado. Y digamos adiós a los olvidos, las ilusiones y las mentiras, que nos hacen creer que no estamos en guerra.

 

Colectivo Nuevo Proyecto Histórico

 


 

 

 

Crisis in THE MATRIX

 

El cyber-Capital frente al poder del general intellec


 
 
“La acumulación del  saber y de la destreza, de las fuerzas productivas generales del cerebro social, es absorbida así, con respecto al trabajo, por el capital y se presenta por ende como propiedad del capital, y más precisamente del capital fixe (..)  La maquinaria, pues, se presenta como la forma más adecuada del capital fixe y el capital fixe –en cuanto se considera al capital en su relación consigo mismo-  como la forma más adecuada del capital en general. Por otro parte, en la medida en que el capital fixe está inmovilizado en su existencia como valor de uso determinado, no corresponde al concepto del capital. (..) no es en el obrero sino en el capital donde está representado el trabajo generalmente social. (..) el trabajo vivo aparece subsumido bajo el objetivado, que opera de manera autónoma. (..) el proceso entero de producción (..) como aplicación tecnológica de la ciencia”.

Karl Marx.

 

“Hay algo de ficción en lo verdadero, y hay algo de verdad en la ficción. Para conocer la verdad hay que arriesgarlo todo”.

Animatrix.

 

“En Norteamérica, el salario se ha estancado pese a un fuerte aumento de la productividad, mientras que el déficit comercial ha llegado a nuevos récords. En el sector fabril se han perdido 1.8 millones de empleos. Antes de 1980, el empleo industrial aumentaba durante cada expansión y siempre superaba el máximo anterior. Entre 1980 y 2000, el empleo industrial siguió creciendo durante las expansiones, pero ya no recuperaba el pico previo. Esta vez, de hecho disminuyó durante la expansión, algo sin precedentes”.

Thomas Palley, 2/08.

 

“La política implementada ha alentado la reindustrialización del país, el trabajo digno, la inclusión social y la distribución equitativa de la riqueza”.

Unión Industrial Argentina (UIA), Comunicado de prensa, 19/2/08.

 

“Pasará, ya pasará, este espejismo pasará”.

Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota.

 

 

 

 

 

SYSTEM FAILURE_

 

Para la tendencia postfordista del Capital, como el conocimiento del general intellect es sobreabundante, vale poco. Y como todo tiempo de vida a devenido tiempo de trabajo, el Capital se apropia gratis de todo lazo social que excede lo estrictamente laboral. La vida misma es una jornada de trabajo, la fábrica es la sociedad y las relaciones sociales THE MATRIX_

 

El know-how como ciencia aplicada del intelecto general (máquinas, robots, internet), como capital fixe (fijo), ya está sobrevalorado como conocimiento histórico objetivado. Y agregarle más valor a la tecnología, plus-valorarlo -bajo su forma de Capital fixe-, resulta cada vez más costoso, porque el saber como valor inmaterial, cooperante y gratuito, ataca la capitalización del plustrabajo cognitivo. La cooperación del conocimiento, del inmaterialado como trabajo relacional extra empresario, resulta inmedible bajo las leyes del trabajo abstracto y el valor del tiempo de trabajo. Reglas de la reproducción del plusvalor que distinguía, en la jornada laboral fordista, entre el tiempo necesario para mantener con vida a la fuerza de trabajo y el derroche del tiempo excedente de trabajo para el lucro del Capital_

 

La autovalorización del Capital fijo, atenta contra la antagonía entre el salario y el plusvalor. Ante esta tendency de lo más avanzado del Capital postfordista universal (¡Cuidado, no únicamente de EE.UU. sino en todo el planeta!) the Global Empire of THE MATRIX contraataca, difuminando socialmente la ley secular de la explotación humana del Capital sobre todo tiempo y espacio de vida. Pero, a su vez, esto provoca la reducción de la tasa media de ganancia del Capital, que se desvaloriza, cuanto más productiva se vuelve la tecnología, es decir, cuanto menos trabajo precisa para ponerse en movimiento pero más para plus-capitalizarse, al mismo tiempo que desplegó y exasperó, onerosa y gratuitamente, toda la riqueza inmaterial del cerebro colectivo de la humanidad_

 

El capital fixe domina al hombre en tanto Capital, pero trabaja contra sí mismo en tanto que se autonomiza como tecnología. En cambio, el capital fijo, en tanto tecnología como valor para el uso anticapitalista de la multitud, libera al individuo del trabajo, desmantela la cosificación que domina al hombre, lo hace dueño colectivo de las cosas y servicios que crea y director de las nuevas relaciones sociales comunistas, lo emancipa universalmente del mercado y, desde luego, destruye a LA MATRIX como sociedad artificial del Capital creada por la raza humana.

 

Leer más...

 

Nos Vinculan:
10milmillones
400 Golpes
III festival transterritorial de cine underground
Alvaropampa
Alegre Subversión
altes bagru
Angel Negro
Antagonismo no blogs
ágora tv
anarkiaonada
antisnob
Babelingua
Caosmosis
cine_under´s
Ciudad Acracia
Colectivo Por La Educación Ambiental Argentina (COPEAA)
Colectivo Avanzar
Colectivo de Trabajo Periodismo
Colectivo Zoom
codo a codo
Confía en tus máquinas
Creando Alternativas
Crítica Abierta
Chihuahua resiste
Diagonales
Democracia y Transformación Global
Desobediencia Mutante
Diluyendo Fronteras
El (A)nticristo, distro libert(a)ri(a)
Escuela de Marxismo
Espai Marx
eltioamargo´s
Ecotropia
El capricho de la bestia
El Quinto Infierno
El Quirófano Fractal
Editorial Ultimo Recurso
El Ciruja
Estrella Roja
Estudiantes Autónomos
Ediciones Estrategia
Esperando a Marat
forajidos
Foro Artiguista Entrerriano
Fotografías
fotolog javi
Fulanamente
Gémenis papeles de salud
Galpón Sur
Grupo de Docentes del Centro Cultural América Libre
Hommodolars
Ingobernables
Jovencrust
Jóvenes en resistiencia alternativa
hambrelibertad
Internacionalizarte
kaos [en-la] red
Kolectivo Hommodolars
La Coordinadora Córdoba en Defensa del Agua y la Vida
Las Xantes
la haine
La hora de los hornos
Líbranos de aquel que nos domina en la miseria
Libres del Sur
La Hidra de Mil Cabezas
Las Piernas de Marlene
Latitud Barrilete
Leggiamo Tronti
Los Vilos Somos
Multitud
Manifiesto para una izquierda rebelde
Manzanas Podridas
Marxismo Crítico
mínimas
Mediaslibres.info
Movimiento SurDA
Muerte al Riko
Mundo Feliz
negro_jorge´s
No damos cátedra
Noticias de la Rebelión
Okupazión Auditorio Che Guevara
of_the_night
Onteaiken
Planeta x
Piedras pa' la honda
Prensa De Frente
Poesía Urbana
Problemas Sociológicos
Proyecto Pueblo
Pendejos Esto No...
Periódico Actividad Siglo XXI
Plur Mental Chaket
Para no dormir la siesta
Radio Cerro Navia
Rebeldía
Revista Futuros
Resistencia Digital
ragnarok_rojo's
Rompra el cristal
sienvolando
Sindicato de Teleoperadores
SF Approfrondimenti
Sin Censura
Sistema Educativo Zapatista (CELMRAZ)
Socia.eu
Surda Universitaria
Semillas Al Viento
Surda Autonomistas Santiago Norte
Taloneado el Mundo
Tesis y Monografias
thecur
Un mundo lleno de muertos no se puede equivocar
Uturunco
Utopias y realidades
vitokoloko_'s
Voz Entrerriana
Wikipedia

Colectivo NPH

Revolutions

 

 

“Mientras exista la Matrix la raza humana jamás será libre (..) Negar nuestros

impulsos, es negar lo mismísimo que nos convierte en humanos”.

The Matrix.

 

“Una idea es como un pájaro raro que no se puede ver. Lo que uno

 ve es el temblor de la rama que acaba de abandonar”.

Lawrence Durrell.

 

“La imprenta vale tanto como las armas”.

Simón Bolívar.

 

“Inclusive si no puedes ver algo, no significa que no esté allí. ¡Hasta la Victoria!”.

Pequeños Guerreros.

 

CONNECTION

 

Después de la aparición en el 2001, del primer territorio en la web del Colectivo Nuevo Proyecto Histórico, y el lanzamiento de NPH Recargado en 2005, tenemos el placer de convidarlos con NPH Revolutions.

 

Un espacio de aprendizaje mutuo. De lucha e imaginarios por el cambio social radical. Una interface con las urgencias del movimiento anticapitalista y su imprescindible reflexión.

 

Gracias a todas las compañeras y compañeros que, con sus aportes, hacen del site de NPH un colector de lo más avanzado de la praxis revolucionaria. 

 

La web es un campo en disputa. Un ágora universal donde millones en todo el planeta han decidido enfrentar, aún en inferioridad de condiciones materiales, al poder [des]informativo del Capital.

 

Gracias por los e-mail’s que nos mandan. Haciendo que cada resistencia tenga su propia voz, y que no sea mediatizada por el Partido Único del Capital, la mass media y los intelectuales del mandarinato académico.

 

No es que el imperio del Capital no esté en ningún lado, sino que está en todas partes, de igual modo que la desobediencia de la multitud. No se requiere que todas y todos vayamos a combatir a Chiapas, sino de hacer un nuevo Chiapas en cada lugar de lucha. Y en la posmodernidad, cada espacio de vida es un terreno en disputa.

 

Gracias a las y los que nos enlazan en sus territorios, y a los y las que nos envían sus pensamientos críticos.

Si el lenguaje del general intellect, si el simbolismo más común del animal humano se transforma en cifra mercantil, sobreviene Cyber-Capital. Exilar la palabra del cerebro universal, de la reproducción del signo como mercancía, resulta, en sí mismo, singularidad anticapitalista en movimiento.

 

Gracias a los movimientos, colectivos, organizaciones y personas insurgentes, que antagonizan al Capital que nos lleva al desastre EcoSocial en todo el planeta. Aquellos y aquellas que, aún en las peores circunstancias, se conectan y comunican creando redes fraternales de apoyo mutuo,

 

La otra izquierda, la izquierda autónoma, la izquierda por venir, tiene que salir del closet. Tiene que plantear[se] sin pudor la revolución. No hay proyecto poscivilizatorio contra el Capital sin cosmovisión anticapitalista.

 

Gracias a la generosidad de las y los que nos han invitado a realizar encuentros y seminarios, rondas y asambleas, foros y talleres, donde participar para profundizar la estrategia emancipante de la especie humana_ 

          

 

Características de NPH 3.0

 

* Mapa del sitio para una lectura global de la página

 

*Nuevas secciones: Primera Plana, Pedagogía  Militante, Denunciá a tú Patrón, Violencia Política, Elecciones 2008/9/10 y Frente Popular Darío Santillán (FPDS)

 

*Traductor automático

 

*Comentarios

 

*Disparadores y Galería de imágenes

 

*Novedades: que actualizan todo el material incorporado en cada sección de la página


*Banners en la portada de inicio, que con un clic redireccionan a Primera Plana

 

*Buscador más potente con filtro para cada sección

 

*Archivo interno en cada link: clasificado por fecha, título y autor

 

*Orden de búsqueda ascendente y descendente, por fecha, autor, título y acceso por nota

 

*Lo + Leído

 

*Envío por e-mail, impresión y conversión a PDF de cada     material

 

*Correo a NPH integrado a la página

 

*Sindicación sistema RSS, para estar al tanto de las últimas novedades de la página

 

*Cantidad de lectura por nota, Colgar en tu Blog y Favorito 

 

 *Acceso directo a Wikipedia, You Tube y Google

 

 

Colectivo Nuevo Proyecto Histórico

 

V for Vendetta sign

 

En defensa de la Multitud. Asilo político inmediato para Snowden (NPH)


ReSalTaMos

(NPH)


Votaciones al inicio de una nueva década. Crece el rechazo a todos los partidos. Entre un tercio y la mitad de los electores repudia la política estatal. A diferencia de la modernidad, para salvar la democracia, los sufragantes no votan mayoritariamente candidatos carismáticos fascistas. La crisis de representantes es mucho más que eso, es la crisis del sistema representativo, postmoderno, Capital-Parlamentario, en su conjunto. La fuga de las urnas responde al sabio instinto antagonista de la multitud, que sabe, que nada cambiará a su favor, gane quien gane.

                                            

 

 
 
Image
 
 
 
 
 
El Comité invisible es una tendencia de la subversión presente. Recientemente, varias personas fueron detenidas en Francia por el mero hecho de tener un ejemplar de este libro en su casa. Y lo más inaudito es que se les aplicó la ley antiterrorista.

 

Eduardo Feinmann: Un Policía con micrófono no es un periodista

12...

  

“(..) La adquisición de la mayoría de acciones de Papel Prensa por parte de Clarín, La Nación y La Razón (cuyas acciones fueron luego compradas por Clarín) junto con el Gobierno nacional fue algo en mi opinión muy deshonesto -entonces y ahora-. (..) Durante más años de los que recuerdo, la sociedad de ambos diarios en asociación con el Estado fue ferozmente criticada por la mayoría de los miembros de la Sociedad Interamericana de Prensa como totalmente sin escrúpulos y como una competencia injusta para los otros diarios argentinos. Recuerdo haber destacado durante una reunión de la SIP que en el caso de La Nación era como si el Vaticano decidiera abrir una clínica para abortos. (..) En el momento en que el gobierno militar dio su aprobación para la compra de Papel Prensa pensé que era un soborno para que los tres diarios garantizaran su cooperación en el encubrimiento del plan de los militares de exterminar a todo aquel considerado “subversivo” haciéndolo “desaparecer”. En otras palabras, todo aquel contrario a los militares corría el riesgo de ser secuestrado, torturado de forma rutinaria y asesinado luego. Los cuerpos debían ser hechos desaparecer por distintos medios. El objetivo era no dejar huellas de los restos humanos. (..) cuando me enteré de las barbaridades infligidas a Lidia Papaleo a través de una declaración que ella hizo durante una reunión del directorio de Papel Prensa, que no fue debidamente informada por La Nación y, por lo que sé, tampoco reproducida por Clarín . Ella difundió luego una carta detallada contando todo lo que tuvo que vivir. (..) “.

 

Robert Cox, Buenos Aires Herald, 12/9/10.

Queremos a Magneto p...

Video

 

 
 
Ni Perdón ni Olvido
Francisco De Narváez
Galeria
  • NPH
  • NPH
  • NPH
  • NPH
  • NPH
  • NPH
  • NPH
  • NPH
Primera Plana | Quines Somos | Comunique | Links | Novedades
:: Marx está ocupado. aHoRa Nos ToCa a NoSoTras y NoSoTros (NPH)